Narrativa

Charla con Guillermo Martínez

Acerca de Martínez
Por Flavio Lo Presti

El solo hecho de ser matemático me valió etiquetas automáticas durante gran parte de mi vida. De manera que estoy acostumbrado o resignado a los prejuicios y malentendidos”. Las palabras son de Guillermo Martínez, el escritor de Bahía Blanca cuya carrera es (y esta es otra etiqueta) un encadenado de éxitos. Matemático y escritor, Martínez obtuvo con sus primeros dos libros de cuentos el Premio Nacional de Cuentos Roberto Arlt y el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes. Su breve novela Acerca de Roderer se volvió un pequeño clásico y Crímenes imperceptibles ganó el Premio Planeta de Novela en 2003. Esta última significó, además, el salto de Martínez a una categoría casi inexistente de escritor argentino: traducida a 35 lenguas, transformada en The Oxford series en el mercado anglosajón, la novela vendió más de doscientos mil ejemplares, y fue llevada al cine por Alex de la Iglesia con el título Los crímenes de Oxford, protagonizada por Elijah Wood (sí, el mismísimo Frodo de El señor de los anillos).

Esa novela de nombre raro

Acerca de Roderer es la primera novela donde Martínez hace gala de su preferencia por la creación de personajes geniales. Roderer es una inteligencia gélida e inhumana, que se encuentra en la adolescencia temprana con el narrador: un alter ego del propio Martínez que se presenta ligeramente borroneado. En el primer capítulo, una partida de ajedrez entre los dos va a definir el tenor de la relación y también el de la novela. Mientras el narrador juega con una neurótica voluntad de imponerse, Roderer está casi pensando en otra cosa. Más bien utiliza el ajedrez como una maqueta infantil de ese diseño superior en el que su mente está enredada irredimiblemente. A partir de allí, Roderer va progresivamente hacia la ascesis, mientras el narrador oscila entre la independencia que le da el roce con la vida y una oscura función de embajador de Roderer en el mundo: para terminar su sistema filosófico, Roderer —esa inteligencia sobrehumana insensible a cualquier afecto, irredimible por vía del amor— necesita de ese mediocre matemático que lo admira y lo envidia.
Los libros posteriores de Martínez recuperan estos elementos recombinándolos. En La mujer del maestro, la tensión entre admiración y envidia se vuelven el eje del suspenso con el que se tejen las relaciones de Carlos Jordán —un escritor veterano—, y un joven admirador que acaba de publicar su primera novela.
En Crímenes imperceptibles, el mundo de los escritores le cede la posta al de las matemáticas. El narrador del Roderer vuelve a aparecer como becario en Oxford y se encuentra con el ya conocido matemático Seldom, en un momento donde se cruzan varias situaciones tensas: la solución del teorema de Fermat, la muerte de la dueña de la casa donde el narrador se aloja, y el comienzo de una investigación que pone a todos como sospechosos, hasta que los crímenes se vuelven una serie. Seldom y el narrador se valen de la filosofía y las matemáticas para interpretar la serie de crímenes, dejando en claro que una de las preocupaciones intelectuales más intensas de Martínez es la relación entre la verdad y los instrumentos intelectuales y sensoriales con los que podemos conocerla.

Guillermo Martínez: nació en Bahía Blanca en 1965. Matemático de profesión, escribió y publicó en su juventud el libro de cuentos Infierno Grande, a la que siguió Acerca de Roderer (1993). Es autor de las novelas La mujer del maestro, Crímenes imperceptibles y La muerte lenta de Luciana B., además de los libros de ensayos Borges y las matemáticas y La Fórmula de la inmortalidad.

Talento y oficio

La última novela de Martínez es La muerte lenta de Luciana B. Un trabajo que bien podría calificarse como una summa de su obra narrativa. Aquí Martínez vuelve al mundo de los escritores tomando como narrador a una de sus posibles bestias negras: un escritor vanguardista, renegado del público, resentido con el éxito e incapaz de decidir si abandonó la posibilidad de ganar millones o nunca la tuvo. En este relato, el lector vuelve a asistir a las mejores maniobras de Martínez: la amenaza de ambivalencia de los signos, la dificultad de decidir entre las interpretaciones posibles de lo real y el suspenso administrado con amabilidad, guiado por esa persistente voluntad de satisfacer el deseo más primitivo de los lectores: el de leer con el corazón en la boca.

Dónde y cuándo: el  sábado 11, a las 19, en la sala José María Aricó del Cabildo, se llevará a cabo la entrevista abierta a Guillermo Martínez, a cargo de Jorge Cuadrado.

 Convoca y Organiza: Secretaría de Cultura de la Nación – Dirección Nacional de Industrias Culturales - Comisión de Programación.